Nuestras plantas artificiales en un principio, pueden limpiarse fácilmente con un plumero para quitar el polvo. 

En el caso de que quieras limpiarlas más a fondo, con un paño húmedo y un limpiador multiusos cualquiera, puedes pasarlo hoja por hoja, o en el tronco de la planta y dejarla perfecta.

Para las macetas, exactamente igual, con un paño húmedo y un limpiador multiusos.

Ningún producto multiusos del hogar afecta o daña cualquiera de nuestras plantas y macetas.